Mega garra fauna

Este conjunto de gigantes que habitó América del Sur hasta tiempos geológicamente muy recientes es la fauna de mamíferos más espectacular de todo el mundo y de todos los tiempos, con su inusual asociación de especies de más de una tonelada que fue la primera inspiración de Darwin para su teoría de la evolución por selección natural.

La megafauna pleistocena de América del Sur es especial desde todo punto de vista. En primer lugar, son muchos: diez o doce animales de más de una tonelada que vivieron juntos.

Es éste el ejemplo de mayor diversidad que se conoce entre los mamíferos y muchos de ellos no tienen análogos vivientes. Entre sus miembros, figuran el devastador dientes de sable, un oso de gran porte, un mastodonte, un armadillo gigante y varias especies de sus parientes, los gliptodontes, varias especies de perezosos de varias toneladas y los peculiares ungulados sudamericanos Toxodon y Macrauchenia.

Los perezosos terrestres son parientes de los perezosos actuales, esos pequeños mamíferos que viven colgados de los árboles y duermen muchas horas al día. La diferencia más importante es su tamaño, ya que éstos superaban la tonelada y, por lo tanto, no descansaban en los árboles.

Los gliptodontes son parientes, también de gran tamaño, de las mulitas y tenían las placas de su caparazón formadas de hueso con diseños característicos.

Los animales más extraños que vivieron en la megafauna son aquellos que no tienen parientes actuales: Toxodon y Macrauchenia. Ambos llaman la atención por su anatomía extraña, además de por su gran tamaño.

¿Cuándo vivieron?


Estos animales habitaron nuestro territorio hace más de 10.000 años, en una época llamada Pleistoceno. Esto es muy reciente, a diferencia del momento en el que vivieron los dinosaurios, que se extinguieron hace 65 millones de años.
Y como son tan recientes, convivieron con los seres humanos cuando éstos llegaron a América.

¿Cómo era el ambiente?

En la época en que vivieron estos mamíferos gigantes, el clima en la región era más seco y frío que en la actualidad. Se encontraban en la llamada “era del hielo”.

Este clima frío provocaba que el agua se acumulara en los polos formando extensos glaciares, con la consecuencia de que hubiera menos agua en los océanos.

La disminución del nivel del mar hizo que la línea de costa estuviera más lejos de lo que se encuentra en la actualidad, por lo que muchas localidades que hoy están sumergidas se encontraban lejos del mar.

¿Qué tamaño tenían?

¿Qué tamaño tenían?

 

Curiosidades

perezoso

Los perezosos terrestres no eran tan “perezosos” como los actuales. No vivían colgados de árboles.

¡Habría que imaginarse un árbol muy fuerte para que se hubiese subido un Lestodon de 3.000 kilos!

gliptodonte

Los gliptodontes podían colocarse en dos patas para reproducirse y para dar con más fuerza sus coletazos.

macrauchenia

La macrauquenia tenía los huesos de sus patas más resistentes en sentido transversal, lo que le permitía realizar curvas cerradas mientras corría y así escapar mejor de los depredadores.

defensas

Una forma de distinguir un mamut de un mastodonte es mirando sus defensas. Si son curvas, se trata de un mamut, si son rectas, entonces es un mastodonte.

toxodon

Algunos investigadores creen que Toxodon tenía un cuerno como el de los rinocerontes, por lo que se lo puede encontrar de esa forma en varias reconstrucciones.

llama

En el Pleistoceno las llamas no vivían sólo en los Andes, ¡en Uruguay también había!

3 libros para saber más

libros

Megafauna. Giant Beasts of Pleistocene South America. (en inglés)  (más información)
by Richard A. Fariña, Sergio Vizcaíno and Gerry De Iuliis. 2013. Bloomington: Indiana University Press, 416 pp. ISBN: 978-0-253-00230-3.

Megafauna.  (Para niños)
de Richard Fariña, Mariana Di Giacomo y Mauro Muyano. 2010. Montevideo: Fin de Siglo.

Hace sólo diez mil años. (más información)
de Richard Fariña y Sergio Vizcaíno. 2009. 6ª edición (con DVD). Montevideo: Fin de Siglo.